Blog de KondutoSugerencias de e-commerce

¡No hables cerca de tu televisión, puede ser una espía!

Por 16 de novembro de 2016 abril 23rd, 2018 Nenhum comentário

¡Shhh! Vamos a hablar bajito que alguna televisión puede oírnos…

silence

Recientemente, ha vuelto al feed de noticias del Facebook de mucha gente una noticia que hizo bastante eco en febrero de 2015: Samsung asumiendo que las Smart TV con reconocimiento de voz podrían captar y «transmitir a terceros» datos personales dichos por personas cerca de los aparatos. Y la reflexión acerca de este contenido nos hizo pensar en algunas cosas aquí en Konduto.

Muchas teorías conspiratorias emergieron durante la discusión sobre el caso de la empresa surcoreana. El hecho es que las televisiones inteligentes de Samsung realmente «oyen» lo que se dice cerca de estas y transmiten esos datos a una tercera parte que los procesa y perfecciona el sistema de reconocimiento de voz.

Pero eso no significa, necesariamente, que las TVs sean espías. Eso ni siquiera es novedad en nuestras vidas. Las Smart TVs de Samsung realizan la misma actividad que tu smartphone con comando de voz y muchos otros dispositivos (siempre y cuando acciones el aparato a partir del comando «¡Hey, Siri!»).

Según una encuesta llevada a cabo por HP Security Research, grupo independiente de investigación en seguridad con reconocimiento global, el 70% de los aparatos conectados a Internet de las Cosas tienen fallas graves de seguridad y están sujetos a ataques de hackers. El estudio analizó diez tipos de aparatos más utilizados actualmente para ese tipo de uso y se encontraron un total de 250 vulnerabilidades.

De todos modos, ahora te estarás preguntando: «eso está muy mal, ¿qué es de mi privacidad?». Lamentamos informarte, pero tu privacidad (prácticamente) ya no existe. Actualmente, todos renunciamos a nuestra privacidad desde el primer día que usamos un discador dial-up y esperamos algunos segundos para conectarnos a internet.

Es cierto. Nuestra navegación en internet deja huellas, muchas visibles como las fotos embarazosas que uno publica en algún momento en algún álbum virtual de la red (y cuyos login y contraseña ya no recordamos para borrarlos); o más discretas, como los cookies que surgen en tu equipo a cada página que visitas. Es el precio que uno paga por estar conectado en varias redes sociales, tener servicios de e-mail, oír música, hacer compras con un clic y muchos, muchos, muchos otros beneficios que la gran red nos proporciona.

Pero el resurgimiento del caso de Samsung en Facebook recolocó en evidencia un factor importante sobre la nueva onda de TI, que planea convertir la informática y la conectividad más y más presentes en nuestro día a día, incluso en las actividades más corrientes, como ajustar la temperatura del aire acondicionado.

¿Se estará teniendo en cuenta la seguridad cibernética de Internet de las Cosas?

No son solo smartphones, tabletas, computadoras y televisiones inteligentes los que están conectadas a internet, y por tanto, vulnerables a ataques de hackers bastante interesados en los datos que pueden estar disponibles allí. Hace un par de meses semanas, se descubrió una brecha de seguridad en varias cámaras de monitoreo conectadas a la gran red y que cualquier persona podía ver, en cualquier lugar del mundo (léase el artículo completo en Ars Technica, en inglés). Se trataba de imágenes de cocinas, garajes, jardines, salas de clase e incluso cunas de bebés monitoreados por niñeras electrónicas.

Sí, niñeras electrónicas hackeadas. Asustador, ¿no?

Pero tranquilízate, nuestro objetivo no es atemorizarte.

relief

¡Menos mal!

Entonces, ¿adónde pretendemos llegar con esta conversación?

suspicious

Estamos online gracias a computadoras, celulares, tabletas, televisiones, videojuegos, pulseras fitness… y la tendencia es que estemos cada vez más conectados. Después de todo, Internet de las Cosas pretende conectar heladeras, cocinas, cafeteras, aires acondicionados, sistemas de iluminación, bicicletas, coches… en fin, innúmeros aparatos de nuestro día a día.

La idea es que Internet de las Cosas nos ayude y facilite nuestro día a día, pero no podemos olvidar que todos esos objetos estarán conectados y transmitiendo datos sobre quiénes somos, qué hacemos, qué nos gusta, dónde estamos, adónde vamos, con quién nos relacionamos…

Es decir, está claro que día tras día tenemos menos control sobre la información que generamos sobre nosotros mismos. Actualmente, incluso, ya vivimos un proceso de «mercantilización de datos»: nuestro nombre completo y el de nuestros familiares, nuestras direcciones, nuestros e-mails, nuestros números de teléfono… todo eso puede ser obtenido por el que sepa realizar búsquedas (o hackear).

Y por eso te hacemos la siguiente pregunta, a ti que eres emprendedor online o gestor de riesgo, que investigas posibles compras fraudulentas contra tu e-commerce:

¿Será confiable puntuar tu análisis de riesgo tan solo mediante el chequeo de datos?

Pues la respuesta es: no. Esta ya no es la manera más eficiente de evitar fraudes en el e-commerce. Y el caso de las «televisiones espías», o de la inevitable Internet de las Cosas, solo refuerza la idea de que esa tendencia se mantendrá durante los próximos años, o décadas.

Es necesario ir más allá, y una alternativa en la que cual confiamos mucho es la de que un delincuente se revela por su propia navegación en una tienda virtual. El estándar de navegación de un cliente legítimo es muy distinto del estándar de un comprador estafador, y emular este comportamiento es mucho más trabajoso (para un hacker, en larga escala, con el objetivo de realizar innúmeras compras en una misma tienda) que comprar en la deep web un lote con miles de datos de portadores de tarjeta de crédito.

¿No te parece?

Acerca de Konduto

Somos una startup que desarrolló una tecnología innovadora para impedir el fraude online. Nuestros análisis son completos y no se basan tan solo en la combinación de datos de registro, como el e-mail y el número de identificación. Monitoreamos también el comportamiento de navegación del cliente desde el instante en que este entra en tu página web o aplicación móvile hasta el momento en que finaliza la compra.

La solución antifraude Konduto es más eficiente y con respuesta en tiempo real, para no perjudicar tu operación. Detectamos los pedidos que son realmente sospechosos: de este modo, tú reduces los costos con revisiones manuales al mismo tiempo en que vendes más y sufres menos fraudes.

¿Quieres saber más?

Contacta nuestro equipo comercial a través del e-mail hola@konduto.com

Conéctate con Konduto también en las redes sociales: Linkedin y Facebook

Felipe Held

Autor Felipe Held

Maratonista, palmeirense, beatlemaníaco e enciclopédia de piadas do Chaves, Felipe também é Head de Comunicação e Marketing da Konduto. Jornalista pela Cásper Líbero e pós-graduado em marketing pela ESPM, trabalhou em redações esportivas de Gazeta, UOL e Terra antes de entrar para o time do melhor antifraude do e-commerce em 2015. Já entrevistou Pelé, Maria Esther Bueno, Guga, Guardiola e Bernardinho, mas o dia mais incrível da carreira foi quando apresentou o Fraud Day.

Mais posts de Felipe Held