Blog de KondutoSugerencias de e-commerce

5 cosas que no sabías acerca de la tarjeta de crédito

Por 25 de abril de 2016 abril 23rd, 2018 Nenhum comentário

cards

La tarjeta de crédito es hoy el medio de pago que más se usa en internet, llegando a más del 70% de las compras. Una de las mayores ventajas de este medio de pago es la facilidad: además de recibir una aprobación inmediata, sin esperar la compensación de bancos o contar días hábiles, aún es posible aplazar las compras.

A pesar de muy conocido y utilizado, este medio de pago aún esconde algunos secretos. Entre ellos:

1. ¡Tu nombre no cuenta!

¿Sabes cuando el sitio te pide el nombre del portador de la tarjeta? Pues esta información no vale nada, no es verificada. Algunas tiendas chequean si el nombre del destinatario del paquete y el nombre del portador son iguales, pero no van más allá. No existe en muchos países una verificación automática capaz de decir quién es el dueño de la tarjeta.

Hemos visto diversas veces compras cuyo portador de la tarjeta era Chuck Norris o Luke Skywalker, y aun así, el pago fue aprobado. (Hay quienes argumentan que si el portador es Chuck Norris siempre será aprobado, pero no entraré en ese mérito).

Claro que no te recomendamos hacer eso, pues si la tienda hiciera esa validación, tu pedido se quedaría parado en la fila de análisis y puede que el producto no fuera enviado.

2. Tu cédula de identidad tampoco cuenta

Así como el nombre, el número de cédula de identidar introducido en el checkout no se usa para identificar al dueño de la tarjeta. Se usa con otras finalidades, como emitir la factura fiscal y analizar el riesgo de crédito, capaces de determinar a quién pertenece ese documento. Pero ningún análisis es capaz de garantizar que una tarjeta pertenece a una cédula de identidad.

¿Cómo se podría hacer tal validación? Tan solo los bancos emisores de la tarjeta saben a quién le pertenece, pero por diversas razones —como costo, complejidad y seguridad— no es posible consultar esta información.

3. Tu dirección de factura vale un poquito…

Finalmente, ¡algo es validado! O casi. Existe un sistema llamado AVS (Address Verification System, o Sistema de Verificación de Dirección, por las siglas en inglés) capaz de comprobar si la dirección de factura introducida en el sitio coincide con la que ha sido registrada en el banco. En EE.UU. ese sistema funciona muy bien y, por eso, cualquier sitio americano pide esa información. En otros países, sin embargo, las cosas no son tan fáciles.

El principal problema es validar las diferentes formas como abreviamos los nombres de calles y avenidas. Por ejemplo, si informas al sitio que vives en la Av. Nuestra Señora de Copacabana, pero en el registro del banco consta Avenida N. S. de Copacabana, eso bastará para que el sistema no entienda que se trata de la misma dirección. Cuando se suministran detalles de complementos (como Casa H, Depto. 33; por ejemplo), la comparación se hace aún más difícil. Por eso, a pesar de que tenemos AVS en muchos paises en Latinoamérica, este solo es parcialmente eficaz cuando validamos el CP.

4. La tienda puede asegurar el límite de tu tarjeta por varios días

Una venta con tarjeta cuenta con dos etapas, la autorización y la captura. En la autorización, los datos de la tarjeta son validados, y el dinero se queda reservado para la tienda. Sin embargo, aún no se le cobra al portador. Solo en la segunda etapa —la captura—, la tienda confirma el cobro. En ese momento, el valor aparece en la factura del dueño de la tarjeta.

Ese intervalo depende del tiempo que la tienda necesita para confirmar un pedido (un asiento en el avión, la disponibilidad en el hotel, el producto en el stock, etc.). Algunas veces, pueden pasar varios días entre esas etapas. Si la tienda no logra entregar el producto o servicio, esta simplemente no ejecutará la etapa de captura y el límite de la tarjeta será liberado.

Además, esa actitud es muy importante. Al fin y al cabo, si algo va mal entre el momento de la compra y de la entrega del producto, la transacción no aparecerá en el extracto de la tarjeta, evitando los aburridos procesos de reembolso.

Una curiosidad: algunos bancos notifican al dueño de la tarjeta, por SMS, sobre valores cobrados. El mensaje se envía en la etapa de autorización, lo que causa problemas cuando la tienda decide no efectuar la captura. El cliente recibe un comunicado de la tienda de que la venta ha sido cancelada, pero el SMS del banco dice que se le ha hecho un cobro.

5. La tarjeta es el medio más seguro para comprar por internet

Sí, tu tarjeta puede ser robada, copiada y usada para fraudes. Pero no es tu culpa si el sitio no es legítimo o si el e-commerce no supo protegerse de ataques. Estás protegido, por contrato, contra cobros indebidos. Si tu tarjeta ha sido usada en un fraude, basta con llamar al banco y solicitar la devolución del cobro indebido.

Por otro lado, si has pagado una factura bancaria de una tienda fantasma, no podrás pedir que te devuelvan el dinero, salvo mediante vía judicial, un proceso mucho más lento que una llamada telefónica al banco.

Acerca de Konduto

Somos una startup que desarrolló una tecnología innovadora para impedir el fraude online. Nuestros análisis son completos y no se basan tan solo en la combinación de datos de registro, como el e-mail y el número de identificación. Monitoreamos también el comportamiento de navegación del cliente desde el instante en que este entra en tu página web o aplicación móvile hasta el momento en que finaliza la compra.

La solución antifraude Konduto es más eficiente y con respuesta en tiempo real, para no perjudicar tu operación. Detectamos los pedidos que son realmente sospechosos: de este modo, tú reduces los costos con revisiones manuales al mismo tiempo en que vendes más y sufres menos fraudes.

¿Quieres saber más?

Contacta nuestro equipo comercial a través del e-mail hola@konduto.com

Conéctate con Konduto también en las redes sociales: Linkedin y Facebook

Tom Canabarro

Autor Tom Canabarro

Mais posts de Tom Canabarro