Blog de KondutoProtege tu tiendaSugerencias de e-commerce

¿Por qué es la tienda quien paga por el fraude online?

Por 15 de Maio de 2017 abril 23rd, 2018 Nenhum comentário

cash

Solemos recibir mails de comerciantes que todavía no tienen un sistema anti-fraude y han recién sufrido el primer chargeback. Muchos de ellos muestran una gran sorpresa cuando se encuentran con una noticia muy desagradable: son ellos quienes deben asumir la responsabilidad de las compras fraudulentas en su sistema de e-commerce, no los bancos o emisores de tarjetas. El siguiente es un comentario bastante frecuente:

“¿¡Pero por qué!? Pensé que cuando el banco emisor autorizó la transacción, yo no tendría que preocuparme por el fraude”.

idk

Esta confusión a menudo se debe a que esta corriente es la que se usa en el mundo físico: cuando un cliente elige pagar una compra con tarjeta e ingresa la contraseña en la maquinita, una vez autorizada la transacción el comerciante ya puede tranquilizarse. Si por casualidad se solicita una devolución futuramente, la tienda no tiene culpa. Al fin y al cabo, la contraseña debe ser única y (supuestamente) no es transferible, es una manera de asegurarse de que todo el que efectúa el pago es en realidad el titular de la tarjeta.

Sin embargo, en el escenario online las cosas son un poco diferentes. Un e-commerce, cuando decide recibir pagos en línea, también se ha comprometido a pagar por la seguridad de las transacciones que implican esas tarjetas de crédito. Él debe incluso firmar una exención de responsabilidad en esto, pero este es uno de los muchos documentos que necesitan ser firmados por el vendedor. Es decir, si en el futuro hay alguna contestación para la compra, la plata saldrá del bolsillo del vendedor.

Esto significa que en el e-commerce la autorización del banco emisor no quiere decir que el banco está reconociendo que el cliente delante de la pantalla de la computadora o del smartphone sea de hecho el titular de la tarjeta. La autorización no está relacionada con la identidad del cliente, sino que está para comprobar si la tarjeta que se está utilizando tiene dinero suficiente para pagar la compra. ¿Se entiende la diferencia?

gotit

Sabemos, sin embargo, que todo esto puede generar bastante confusión y causar una gran decepción a un empresario cuando se enfrenta a la pérdida de una, dos o diez de las devoluciones de una hora a otra. Nuestra idea es no entrar en el mérito legal ni comentar si este flujo de casos de fraude en línea debe ser responsabilidad del minorista o de los bancos, pero es importante tener en cuenta que el fraude en línea termina causando daños a lo largo de la cadena de pago.

De acuerdo con datos de la industria, por cada $ 1 que un comercio electrónico pierde al fraude, los bancos y los adquirentes desembolsan alrededor $ 1,50 con la operación de los costos de mantenimiento y sustitución de sus tarjetas de crédito canceladas por los clientes – y varias otras actividades y preventivas de seguridad.

Cuando un consumidor se entera de que su tarjeta de crédito fue mal utilizada, también termina sintiéndose inseguro acerca de todo el proceso de pago en línea. A menudo oímos un cliente víctima de fraude decir que “a partir de esa fecha sólo hará pagos presencialmente o con facturas” (que es un gran error como consumidor) o los que desconfían de la seguridad del banco emisor o la bandera de la tarjeta, con pensamientos como: “la bandera de mi tarjeta de crédito nunca ha sido clonada; ya que la bandera B me la han clonado”. El fraude crea una muy mala experiencia para las marcas de los bancos y las banderas, así como para tu e-commerce, como ya se ha mencionado en este artículo.

La mala noticia es que no hay e-commerce a prueba de fraude: desde el momento en que uno decide recibir pagos en línea termina siendo objeto de este tipo de estafa – independientemente del tipo de producto o servicio que venda, ya que hay muchos donde los criminales no están necesariamente interesados en el producto de tu tienda.

El fraude es parte del juego del e-commerce, y mantenerlo a un nivel de entre 0,3 y 0,7% es una de las tareas que debes utilizar en tu operación. Similar a esta idea es una de las muchas tareas de un empresario, es necesario comprender que el análisis del riesgo de que el objetivo no es utópicamente llegar al nivel “fraude cero”. Hay muchas otras métricas que necesitan ser tomadas en cuenta, y vamos a hablar mucho sobre ello en nuestros próximos artículos. ¡Ponte atención!

Acerca de Konduto

Somos una empresa que desarrolló una tecnología innovadora para impedir el fraude en el e-commerce. Nuestros análisis son completos y no se basan tan solo en la combinación de datos de registro, como el e-mail y el número de identificación. Monitoreamos también el comportamiento de navegación del cliente desde el instante en que este entra en tu página web o aplicación móvile hasta el momento en que finaliza la compra.

La solución antifraude Konduto es simple, más eficiente y con respuesta en tiempo real, para no perjudicar tu operación. Detectamos los pedidos que son realmente sospechosos: de este modo, tú reduces los costos con revisiones manuales al mismo tiempo en que vendes más y sufres menos fraudes.

¿Quieres saber más?

Contacta nuestro equipo comercial a través del e-mail hola@konduto.com

Conéctate con Konduto también en las redes sociales: Linkedin y Facebook

Felipe Held

Autor Felipe Held

Maratonista, palmeirense, beatlemaníaco e enciclopédia de piadas do Chaves, Felipe também é Head de Comunicação e Marketing da Konduto. Jornalista pela Cásper Líbero e pós-graduado em marketing pela ESPM, trabalhou em redações esportivas de Gazeta, UOL e Terra antes de entrar para o time do melhor antifraude do e-commerce em 2015. Já entrevistou Pelé, Maria Esther Bueno, Guga, Guardiola e Bernardinho, mas o dia mais incrível da carreira foi quando apresentou o Fraud Day.

Mais posts de Felipe Held